IRS publica “docena sucia” de fraudes en los impuestos

La temporada 2016 registró un alto número de reclamos dudosos que pueden resultar en una auditoria de la dependencia federal

BHJ776 IRS.gov website.

El sitio web del IRS ofrece consejos útiles para prevenir el fraude en los impuestos. Foto: Tomada de internet

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) advirtió que los esquemas para reclamar erróneamente créditos tributarios se incluyen nuevamente en la lista anual de estafas tributarias, conocida como la “Docena Sucia del 2016”.

“Los contribuyentes no deben falsificar sus ingresos u otra información en sus declaraciones de impuestos,” dijo el Comisionado del IRS, John Koskinen. “Representar los hechos inadecuadamente es una trampa y los contribuyentes son legalmente responsables por toda la información reportada en sus declaraciones de impuestos”.

La lista de la “Docena Sucia” recopilada cada año por el IRS, enumera una serie de estafas comunes que los contribuyentes pueden enfrentar en cualquier momento, pero muchas de éstas llegan a ser más usadas durante la temporada de impuestos cuando los contribuyentes presentan sus declaraciones o contratan a profesionales para dicha tarea.

Las estafas ilegales pueden resultar en multas e intereses significativos y posibles cargos criminales. La unidad de Investigaciones Criminales del IRS trabaja de cerca con el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) para acabar con las estafas y enjuiciar a los criminales que las llevan a cabo.

 No falsifique sus ingresos

Algunas personas aumentan falsamente el ingreso que reportan al IRS. Esta estafa conlleva inflar o incluir ingresos en su declaración de impuestos que nunca ganó, ya sea como salario o ingreso por negocio propio, para conseguir el máximo número de créditos reembolsables.

Al igual que reclamar un gasto o deducción que usted no pagó, reclamar ingresos que usted no ganó para obtener mayores créditos reembolsables como el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo (EITC, por sus siglas en inglés), podría tener graves consecuencias.

El resultado podría ser una factura cuantiosa para regresar los reembolsos erróneos, incluyendo intereses y multas. En algunos casos hasta podrían enfrentar cargos criminales.

Es posible que los contribuyentes se encuentren con preparadores de impuestos sin escrúpulos que les hagan saber sobre esta estafa.

Recuerde: Los contribuyentes son legalmente responsables por lo que aparece en su declaración de impuestos, aun si otra persona la preparó. Asegúrese de que el preparador que contrate sea una persona con ética profesional que pueda cumplir con la tarea.

Seleccione a los preparadores cautelosamente

Es importante que elija a un preparador o una compañía con mucho cuidado para la preparación de su declaración de impuestos.

Los contribuyentes bien intencionados podrían ser mal informados por parte de preparadores que no comprenden las leyes tributarias o que engañan a la gente para que reclamen créditos y deducciones que no tienen derecho a recibir, con el propósito de aumentar sus cuotas.

Cada año este tipo de preparadores enfrentan todo tipo de cargos, desde sanciones hasta encarcelamiento por defraudar a sus clientes.

Debe encontrarse registrado para dejar comentarios Acceso