Las Posadas

Con estas celebraciones que se llevan a cabo del 16 al 24 de diciembre dan inicio las fiestas navideñas

Default Gallery Type Template

This is the default gallery type template, located in:
/home/mixedvoces/public_html/wp-content/plugins/nextgen-gallery/products/photocrati_nextgen/modules/nextgen_gallery_display/templates/index.php.

If you're seeing this, it's because the gallery type you selected has not provided a template of it's own.

En México, las Posadas son nueve celebraciones populares que se llevan a cabo del 16 al 24 de diciembre.

Es una reunión en la que se simboliza el peregrinar de María y José a Belén, buscando posada, previo al nacimiento de Jesús el 25 de diciembre.

Se forman dos grupos de invitados a la reunión, uno se queda dentro de la casa y el otro afuera, ya sea en el patio o en la calle, inician un peregrinaje, que es guiado por una o dos personas que cargan a los peregrinos, a Jesús y María en su burro, todos llevan una velita prendida que significa que están alumbrándoles el camino a los peregrinos.

Y entonan la letanía del Niño Jesús

Durante el peregrinaje, quien carga los Peregrinos dice la primera frase y los de la procesión, la segunda.

Tesoro de la gracia: KYRIE ELEISON

Estrella del Alba: CHRISTE ELEISON

Faro de consolación: KYRIE ELEISON

Bálsamo de la salud: CHRISTE AUDINOS

Alegría de los justos: KYRIE ELEISON… (al final, la compartimos completa).

Luego de la procesión, ambos grupos comienzan a cantar la letanía, los de afuera, frente a la casa del anfitrión, quien adentro con el otro grupo, van contestando, hasta que los convencen y les dan posada.

Los que están afuera cantan: Eeen el nombre del cieeelo, ooos pido posaaada, pueees no puede andaaar, miii esposa amaaada.

Y contestan los que están adentro Aaaquí no es mesooón, siiigan adelaaante, yo no debo abrir, no sea algún tunaaaante.

Los que están afuera contestan

Nooo seas inhumano, teeennos caridaaad, el Dios de los cieeelos, teee lo preeemiaraaá. Y así, hasta terminar la letanía que al final compartimos completa.

Cuando entran los peregrinos a la casa, cantan:

“Ándale (el nombre de la anfitriona o anfitrión) no te dilates con la canasta de los cacahuates”, “echen confites y canelones pa los muchachos que son muy tragones”, “cómo está alegre esta posada, pero mi copa no tiene nada”, “ándale (el nombre de la anfitriona o anfitrión) sal del rincón, con la canasta de la colación”, “No quiero oro ni quiero plata yo lo que quiero es romper la piñata”, e inicia entonces la fiesta de romper la piñata de siete picos que simboliza la lucha del bien contra el mal.

Uno a uno de los invitados va pasando con los ojos vendados a pegarle a la piñata, hasta que alguien le atina y esta se rompe, lo que significa que se ha vencido al mal, lanzándose todos por la fruta que representa la abundancia.

Enseguida se invita Ponche caliente de frutas, elaborado con manzana, guayaba, caña, tejocote, tamarindo, jamaica, piloncillo, ciruelas pasas y canela, hervido con agua suficiente.

Quien es el anfitrión de la posada, regala “aguinaldos” que son canastitas llenas de dulces típicos de la temporada como almendras confitadas y chocolates.

Ante esta algarabía, hay quien organiza baile o charlas muy amenas.

¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LAS POSADAS A LA MEXICANA?

Se tiene documentado que antes de la Conquista de los españoles, los aztecas celebraban entre el 7 y el 26 de diciembre el Panquetzaliztli, en honor a Huitzilopochtli, el Dios de la Guerra, y a la llegada de los evangelizadores, dichas celebraciones coincidían con la víspera de Navidad y la Nochebuena, por lo que fueron combinadas, principalmente por los frailes agustinos que se asentaron en Acolman, en lo que hoy es el Estado de México.

En 1587, se tiene documentado que Fray Diego de Soria obtuvo el permiso del Papa Sixto V para celebrar las misas “de aguinaldo” entre el 16 y el 24 de diciembre en la iglesia de Acolman, en las que los que asistían, eran premiados con una bolsa de dulces o comida que ellos mismos elaboraban. Ante lo que representaba una verbena popular en el atrio de la iglesia por el aguinaldo, los mismos indígenas, alentados por los agustinos, representaban pasajes o escenas del peregrinar de María y José, previos al nacimiento de Jesús.

Creando entonces los agustinos una novena que simbolizara los nueve meses de gestación de Jesús y que iban desglosando día a día, narrando el viaje de San José y María, de Nazaret a Belén, donde nació Jesús .

A estas representaciones se les comenzó a llamar Posadas, en las que participaba todo el pueblo.

Aquellas primeras misas de aguinaldo y las representaciones del peregrinaje se enriquecieron cada año con las luces de bengala, los cohetes y las piñatas que eran la lucha del bien contra el mal.

Ya en la época de la Colonia, las posadas ya no sólo se hacían en la Iglesia, si no en las casas con la participación de vecinos que fueron agregando el ponche o atole, tamales y dulces al convite.

Las posadas tradicionales tienen ligeras variantes de acuerdo al lugar en donde se celebren y han ido cambiando con el tiempo, sin embargo, hay aspectos que se comparten en todas ellas: pedir posada con la letanía y romper la piñata.

LETANÍA DE ANTES DE PEDIR POSADA

Para cantar la letanía hay que saber el significado de las frases.

KYRIE ELEISON (significa “ten piedad de nosotros”)

ORA PRONOBIS ( ruega por nosotros)

CHRISTE AUDINOS (Cristo óyenos)

CHRISTE EXAUDINOS (Cristo escúchanos)

PATER ET COELIS DEUS (Dios Padre en el Cielo)

MISCRERE NOBIS (Ten Misericordia de nosotros)

Durante el peregrinaje, quien carga los Peregrinos dice la primera frase y los de la procesión, la segunda.

Tesoro de la gracia: KYRIE ELEISON

Estrella del Alba: CHRISTE ELEISON

Faro de consolación: KYRIE ELEISON

Bálsamo de la salud: CHRISTE AUDINOS
Alegría de los justos: KYRIE ELEISON
Templo de la pureza: CHRISTE EXAUDINOS
Templo de la verdad: PATER ET COELIS DEUS

Padre de Israel: MISCRERE NOBIS

Príncipe de los Patriarcas: FILI REDEMPTOR MUNDI DEUS
Luz de los profetas: MISCRERE NOBIS
Maestro de los Apóstoles: SANCTA TRINITAS UNUS DEUS
Árbol de la vida: ISCRERE NOBIS
Vertiente de virtudes: SANTA TRINITAS UNUS DEUS
Divino Emanuel: PARCE NOBIS DOMINE
Deseado del mundo: NIÑO RECIEN NACIDO
Antorcha de pureza: ORA PRONOBIS
Modelo de perfección: TE ALABAMOS TODOS
Inspiración celestial: NIÑO PODEROSO
Patriarca de Justicia: NIÑO AMABLE
Depósito de bondad: NIÑO HUMILDE
Lucero de la fe: NIÑO VENERABLE
Arca de la felicidad: NIÑO FIEL
Dios humanado: NIÑO CREADOR
Principio y fin de todas las cosas: NIÑO SALVADOR
Agnus dei qui tólis: NIÑO LAUDABLE
Peccata mundi: NIÑO GLORIFICADOR
Audinos Domine: NIÑO MISERICORDIOSO
Agnus Dei qui tólis: NIÑO ESPIRITUAL
Peccata mundi: HIJO DE MARIA
Exaudinos Domini: MODELO DE CASTIDAD
Agnus Dei qui tólis: LUZ DE LA REDENCIÓN
SOL DE LA VERDAD: Peccata mundi
ALIVIO DEL PECADOR: “Parce nobis Domine”.
MANÁ DEL CONSUELO: Miserere Nobis.

LETANIA COMPLETA PARA PEDIR Y DAR POSADA
FUERA: En nombre del Cielo os pido posada, pues no puede andar mi esposa amada.
DENTRO: Aquí no es mesón, sigan adelante, yo no debo abrir, no sea algún tunante.
FUERA. No seas inhumano téenos caridad. Que el Dios de los cielos te lo premiará.
DENTRO: Ya se pueden ir y no molestar, porque si me enfado os voy a apalear.
FUERA: Venimos rendidos desde Nazareth, yo soy carpintero de nombre José.
DENTRO: No me importa el nombre déjenme dormir pues que yo les digo que no hemos de abrir.
FUERA: Posada te pide, amado casero, por sólo una noche, la Reina del Cielo.
DENTRO: Pues si es una reina quien lo solicita, ¿cómo es que de noche anda tan solita?
FUERA: Mi esposa es María, es Reina del Cielo, y madre va a ser del Divino Verbo.
DENTRO: ¿Eres tú José? ¿Tu esposa es María? Entren, peregrinos, no los conocía?
FUERA: Dios pague señores, vuestra caridad, y que os colme el cielo, de felicidad.
DENTRO: ¡Dichosa la casa que alberga este día a la Virgen Pura, la hermosa María!

AL ABRIR LAS PUERTAS
Cantemos con alegría
todos al considerar,
que Jesús, José y María
nos vinieron a honrar.

Humildes peregrinos
Jesús, María y José
el alma doy por ellos
mi corazón también.

Entren, Santos Peregrinos
reciban esta mansión,
que aunque pobre la morada
os la doy de corazón.
Oh peregrina agraciada.
Oh bellísima María.
yo os ofrezco el alma mía
para que tengáis posada.

AL DESPEDIRSE LOS PEREGRINOS
Pedimos al cielo
que esta ciudad
os Premie colmándoos
de felicidad
Mil gracias os damos
que en esta ocasión
posada nos disteis
con sencillo y leal corazón

Debe encontrarse registrado para dejar comentarios Acceso